3/01/2011

Vintice: the story

No es habitual ver muchas líneas escritas por aquí. Pero esta vez la ocasión lo requiere.

Hace ya más de cuatro meses de aquella mañana lluviosa. Aquella mañana en la que, como solemos hacer de cuando en vez, filosofeábamos sobre nuestro dudoso futuro y sobre la vida en general. Sí, podría decirse que esa conversación profunda fue el inicio de todo lo que vino después.

Pasaron los días hasta que una tarde ourensana de sol, terraza y café, surgió la idea de crear un blog. He de decir que en un inicio nuestras pretensiones eran maléficamente diferentes. Pretensiones que se irán con nosotros dos a la tumba, por nuestro bien.

Después comenzó la difícil tarea de encontrar un nombre decente y diferente, que sonase bien y con el que nos identificásemos. Tras doscientas mil opciones rechazadas, bien por no convencernos del todo o bien por estar registradas ya, casi nos dimos por vencidos. Algunos de vosotros nos habéis preguntado de dónde surgió el nombre y qué significa. Bien, pues fue bastante sencillo y estúpido:

Recuerdo que una noche estaba en el salón de Ángel (que por aquel entonces aún no era Laroc) con sus compañeros de piso. Había una botella de Bombay Sapphire sobre la mesa y me llamó la atención la cantidad de ingredientes que contenía la ginebra.  Uno en especial por su nombre: peppermint. Me levanté inmediatamente del sofá y entré en la habitación Ángel:

 - ¡Lo tengo! ¡Tengo el nombre perfecto!- le dije emocionada
 - Sorpréndeme- dijo él bajando la tapa del portátil. (A., creo que tú también estabas presente)
 - ¡"Peppermint ice"!
 - No me gusta, demasiado largo. ¿Por qué no "mint ice"?
 - ¿"Mint ice"? Es que suena a "mintáis" de mentir...
 - Pues cambiémosle la primera letra... ¿"Vint ice"?
 - Vintice...
 - Vintice...
 -¡¡VINTICE!!

Y fue así como la noche del 10 de Noviembre del pasado año nacía Vintice. Y desde aquel preciso instante empezamos a quererlo y a mimarlo como a un hijo, ¡hasta le compramos tarjetitas! Lo cierto es que no teníamos muy claro qué íbamos a hacer a partir de entonces, pero sí que algo íbamos a hacer. Y lo hicimos.

Quería aprovechar estas líneas también, en nombre de los dos, para darle las gracias a todas esas personas que han formado parte de Vintice durante estos casi cuatro meses. Gracias a Lucía, a Fraga, a Bárbara, por haber abierto el blog con aquellas inspiradoras fotos del Casino, gracias a Iria por haberme llevado a desfiles y a showrooms en Coruña, gracias a Sona, a Elena Aleu y a Alba Pino por haber hecho de fotógrafas oficiales del blog y  gracias a Menchu por prestarnos su maravillosa casa. Gracias a Román de Coolneeded por sus consejos de blogger, gracias también a Lucía, Natalia y Peso, los chicos de Flying Pigs, por sus originales fiestas. Por supuesto, muchísimas gracias a Carlos, Iago, Joe, Anxo y Gael, los maquiavélicos creadores de Garlic Spaghetti, por sus innumerables visitas y su publicidad en forma de caricaturas, ¡ánimo amigos! Muchas gracias a Doble Cero por la peligrosa pero efectiva difusión de  Vintice en la blogosfera. Gracias a esa pedazo de artista, Sabela M Eiriz,  que nos ha dibujado nuestros pies con sus propias manos. Y en definitiva, nuestras más sinceras y profundas gracias a todas aquellas personas que visitáis el blog desde diferentes partes del mundo. Gracias.

Y supongo que hace ya un rato que os estaréis preguntado que a qué viene esta especie de epílogo. La cuestión es que hoy mismo Laroc se ha marchado en busca de nuevas aventuras. Sí, sí, como lo leéis; ha hecho sus maletas y se ha ido a París, pero esta vez para quedarse durante una temporada. Así que podría decirse que físicamente Vintice se ha separado y yo todavía no tengo muy claro si "esto" está dando sus últimos latidos, o si por el contrario, va a resurgir con más fuerza.

Ayer Laroc lo tenía clarísmo. Y que así sea.


Es todo.




Lanac


;)




6 comentarios:

Raquel dijo...

Muy bonita entrada, pequeña Rebeca.
Yo creo que aunque ahora esteis separados físicamente no tiene por qué influir en el blog (o eso espero).

Un beso!

Sabela M Eiriz dijo...

Claro que no, es más, esto tiene que ser toda una proyección para Vintice: ahora en París también! ;)

Mucho ánimo y a por todas, esto sólo es el comienzo. A seguir así!

Doble abrazo ;)

Anónimo dijo...

Aquí al habla el recién llegado.

No es que esto esté dando sus últimos latidos, es que esto va a latir más y más.

Hacemos esto porque sí y porque nos gusta, al margen de críticas baratas, menos baratas o incluso gratuitas.

Ahora deshago maletas, cuando pueda entraré desde el perfil y ya contestaré como merece(s).


Es todo. Comencemos ;)

Laroc

Román Iglesias dijo...

Ohhh como me jode y como me ha gustado la referencia a mi persona.

Bueno lo dicho cuando necesiteis más consejos o lo que sea aquí estoy, y aunque no sepa mucho de toda esta mierda Gracias a vosotros


sus quiereeeeeeee


Coolneeded

DoubleCero dijo...

Sois geniales, sólo digo éso...


...sois G E N I A L E S!

Anónimo dijo...

¿Donde está la version internacional?

tanta historia en tan solo 4 meses...

Now